. . .
que-es-monero

Todo lo que necesitas saber sobre Monero

Monero para dummies

Tal vez hayas escuchado hablar de “Monero”, el proyecto blockchain cuyo objetivo más importante es la privacidad de sus usuarios. Pero, ¿qué es Monero en sí?, ¿y cómo funciona?

En el siguiente video encontrarás respuesta a las preguntas más importantes relacionadas a este proyecto blockchain:


Si prefieres leer:

En el video de hoy hablaremos de Monero, un proyecto de código abierto cuya premisa es la privacidad.

Pero para poder entender mejor su filosofía primero debemos definir qué significa privacidad y en qué se diferencia de la anonimidad.

Definámoslo de la forma más simple posible:

La privacidad significa que no quieres que los demás sepan lo que haces. Por ejemplo, cuando cierras con llave la puerta de un cuarto para que nadie sepa qué es lo que está pasando adentro.

La anonimidad, por su parte, significa que no es tan importante que la gente sepa lo que estás haciendo siempre y cuando nadie sepa que eres tú quien lo está haciendo. Por ejemplo cuando publicas fotos o videos en la internet que no pueden ser vinculados a ti con un perfil falso. Todo el mundo puede verlos pero nadie sabe qué son tuyos.

¿Qué tiene que ver esto con el mundo de las criptodivisas?

La mayoría de las criptomonedas más importantes no son para nada privadas. La cadena de bloques de Bitcoin, por ejemplo, es completamente pública y todas las transacciones pueden ser vistas por cualquier persona con acceso a internet. Si deseas que tus transacciones sean privadas usando bitcoin, tendrás que utilizar mezcladores de transacciones, VPNs y una amplia variedad de otros métodos. 

Bitcoin además tampoco es completamente anónimo ya que su cadena de bloques muestra de forma pública cuantos bitcoin se enviaron desde qué dirección a qué otra dirección en qué periodo de tiempo. Si bien las direcciones son pseudónimas existe el riesgo de que con información adicional sea posible reconstruir a quién le pertenece qué dirección y así vincular a una persona cada una de las transacciones realizadas con esa cuenta.

Por eso algunos proyectos han decidido dar un paso más allá, y ofrecer criptomonedas totalmente privadas. Tal es el caso de Monero. Por lo menos es teoría es imposible rastrear y vincular las transacciones realizadas con monero… es decir, no se puede saber desde qué cuenta se realizó una transacción determinada. 


Privacidad, ¿para qué?

Pero, ¿por qué querría alguien ocultar sus transacciones? 

Políticos como Christine Lagarde afirman que las criptomonedas son usadas mayoritariamente con fines criminales como el lavado de dinero y que deben haber reformas al respecto. Lagarde, obviamente o habla desde el desconocimiento o lo hace con fines políticos muy claros para poder introducir mayores regulaciones. 

En el siguiente video Juan Ramón Rallo profundiza al respecto:

El hecho es que no hay que ser un criminal para exigir el derecho a la privacidad. Hay bastantes motivos legítimos para querer proteger nuestra información financiera en la red.

Veamos algunos ejemplos:

Por una parte es cada vez más fácil identificar patrones en las cadenas de bloques de Bitcoin o Ethereum, y en algunos casos “mapear” identidades. Algunas empresas podrían analizar esos datos para trazar patrones de comportamiento de miles de personas.

Además, dado que todos los balances son completamente transparentes, podrías ser objeto de ataques si tienes grandes cantidades de Bitcoin y ether ya que cualquier persona, incluso hackers del mundo entero, dispondrán de esa información. el famoso inversor Naval Ravikant, por ejemplo, afirma que mayoritariamente invierte en criptomonedas por medio de compañías y fondos ya que no quiere ser objeto de ataques.

Otro motivo es poder protegerse del ataque de regímenes autoritarios. En algunos países del mundo se ha prohibido el uso de criptomonedas y se ha intentado incluso castigar a las personas que las usan. Con monedas totalmente privadas ningún autócrata sería capaz de identificar a los ciudadanos que las usan. 

Finalmente tenemos el tema de fungibilidad. La fungibilidad significa que las unidades monetarias deben ser completamente intercambiables entre sí. Por ejemplo, todos los billetes de 5 euros son iguales, y no hay ningún motivo para preferir a un billete frente a otro. La fungibilidad es una de las características más importantes del dinero. El problema es que con bitcoin y ether, por ejemplo, se puede rastrear el uso que se le dió a  cada moneda en el pasado. Por lo tanto, si en algún punto del camino una cierta cantidad de bitcoin o ether fue usado para actividades ilegales, esa transacción quedará registrada para siempre. Eso puede conducir a que algunos usuarios prefieran monedas limpias, generando precios diferentes ya que las monedas sucias, entre comillas, serían menos demandadas y más difíciles de intercambiar. Después de todo no querrías que tu cuenta sea vinculada a alguna investigación abierta. 

Una moneda totalmente privada no tendría ninguno de esos problemas.

Con Monero todas las transacciones son privadas, sin excepción. Esa es su diferencia principal frente a otras plataformas como Dash que ofrecen la opción de ejecutar o no transacciones de forma privada. 


¿Cómo funciona Monero?

Veamos ahora brevemente cómo funciona Monero. Monero es una plataforma que fue lanzada en 2014 y es un fork de Bytecoin. Si quieres saber qué es un fork te recomiendo que le des un vistazo a nuestro artículo sobre Litecoin donde lo hemos explicado con detalle.

Monero significa “moneda” en esperanto, y se trata de un protocolo que no hace públicas ni la cuenta emisora, ni la cuenta receptora, ni la cantidad enviada de la una a la otra.

Para esconder la identidad del emisor, Monero utiliza lo que se denomina “ring signatures”, que traduce aproximadamente como círculo de firmas. Por medio de este sistema se mezcla la dirección del emisor con un grupo de otras direcciones. Y si bien se sabe que el emisor debe ser alguna de las cuentas de dicho anillo, es casi imposible determinar qué miembro exactamente realizó la transacción.

La cantidad del envió es ocultada gracias a un sistema llamado “ring confidencial transaction”, o círculo de transacciones confidenciales. En el siguiente paper se explica con detalle cómo funciona este sistema: ring confidencial transactions.

Pero por ahora basta con decir que en lugar de transmitir la cantidad real del envió, se transmite solo una pequeña pieza de información que tiene aspecto aleatorio pero que es suficiente para verificar que la cantidad que se envía es legítima.

Finalmente nos queda mencionar el mecanismo para esconder la identidad del receptor. A ese sistema se le conoce como “stealth address” o dirección secreta. Por medio de este mecanismo un remitente crea direcciones aleatorias únicas para cada transacción en nombre del destinatario. Gracias al uso del direccionamiento oculto solo es posible para el remitente y para el destinatario saber a dónde se envió un pago.

Así que, por ejemplo, si yo soy el receptor, los fondos se envían a una dirección secreta que se usa una única vez. Esto crea una separación entre mi dirección pública y los fondos que se me envían para que nadie pueda conocer mi saldo. Sólo la clave privada del destinatario “sabe” que puede gastar los fondos de esa dirección secreta de una sola vez.


XMR, la moneda de Monero

criptomoneda-monero

El protocolo Monero tiene su propia moneda llamada XMR.

De la misma forma en que suele confundirse Ethereum con su moneda Ether, algunas personas piensan que Monero es una criptomoneda. Sin embargo, cada vez que “compras Monero” en un exchange, en realidad estás comprando su moneda “XMR”.

Similar a Bitcoin o Litecoin, XMR es “minado” por medio de ordenadores que deben descifrar problemas criptográficos (mecanismo conocido como prueba de trabajo). Sin embargo, Monero maneja un algoritmo diferente a Bitcoin. Mientras que Bitcoin función con el algoritmo SHA-256, Monero trabaja con el algoritmo CryptoNight. Los detalles de cómo funcionan ambos algoritmos son bastante técnicos.

Lo importante para nosotros es saber que CryptoNight está diseñado para ser resistente al ASIC, lo que significa que para minar XMR no necesitas ordenadores extremadamente potentes como en el caso de Bitcoin (donde unas pocas empresas dominan la minería). Casi con cualquier ordenador se puede minar XMR aunque, desde luego, unos computadores son mejores que otros, pero la diferencia es más moderada.


Criticas a Monero

Hasta ahora todo bastante muy bien, así que es hora de hablar de las críticas a Monero. 

Algunas personas han puesto en tela de juicio la seguridad y la privacidad de Monero. Una de las personas más renombradas es el famoso Eduard Snowden, quien se hizo famoso por hacer públicos documentos clasificados sobre programas de vigilancia masiva del gobierno de los Estados Unidos. 

Snowden afirmó que Monero no es más que un proyecto de aficionados con serios problemas de rastreabilidad. Según Snowden el único protocolo realmente privado e interesante es Zcash.

Otro problema de Monero es su política inflacionaria. Mientras que bitcoin está limitado a únicamente 21M de bitcoin, no hay límite de la cantidad de XMR que se puede minar. La velocidad actual de minado es de aproximadamente un bloque cada dos minutos, y la recompensa por bloque varía con el tiempo. 

A pesar de todos los puntos negativos, XMR ha conseguido asegurarse un puesto entre las 20 criptomonedas más importantes muy por encima de competidores como Dash o Zcash.

Espero que este video te haya ayudado a entender un poco mejor lo que se esconde detrás de Monero y XMR. Te recomiendo consultar los enlaces si quieres profundizar más tu conocimiento

Eso ha sido todo. ¡Deja un comentario con la próxima moneda que te gustaría que explicaremos en el canal!


“Monero para dummies” por James Arias Fajardo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *